T1 E1. Dando tumbos

La vida del vendedor es mucho más -insertar aquí “sencilla” o “complicada”, según se prefiera- de lo que pueda aparentar a ojos de los demás (los no vendedores o los que lo son solo por el puesto de trabajo que un día aceptaron desempeñar). Y es que donde muchos ven una vida llena de sacrificios, yo siempre he visto pasión, crecimiento personal, superación y ayuda a los demás.

Supongo que soy uno de esos paletos de Indiana -pese a vivir en Wilmington, Massachusetts, nací y crecí en Kokomo que ama la profesión y no deja de formarse con una única idea: ser mejor. Mi segunda oficina bien lo sabe. No es raro ver el asiento del copiloto de mi Opel Manta adornado con alguna cassette de Brian Tracy o un libro con los secretos irrefutables de la gente altamente efectiva en la guantera.

Leo, escucho, me formo y automotivo, no paro de darle vueltas a cómo mejorar mis hábitos de vida y trabajo….Para acabar haciendo lo de siempre (funcione o no).

Hace mucho tiempo que perdí la cuenta de los libros leídos, las cassettes con técnicas de cierre escuchadas o los seminarios a los que he acudido en busca de mejorar mi productividad. Y todo para seguir haciendo, más o menos, lo mismo de siempre. Ya se sabe: mismas acciones mismos resultados (y en mi caso hay que reconocer que no demasiado brillantes).

Un vendedor promedio. Uno más. Uno del montón. 

Hasta hoy.

Esta historia nace a pocos días de darle la bienvenida al 81, la misma semana en la que Mark David Chapman ha disparado cinco balas de punta hueca a John Lennon, una clara metáfora a lo que puede hacer el jefe conmigo una tarde de estas antes de salir de la oficina.

Tras un frustrante año en el que no voy a cumplir con los objetivos para 1980, siento que es el momento de poner en práctica -y monitorizar- todo lo aprendido estos últimos años. Un año para establecer hábitos, crear rutinas altamente efectivas de vida y trabajo, marcarme unas metas ambiciosas y no parar hasta conseguirlas.

Y todo lo voy a hacer sobre la marcha porque una de esas cosas que me he cansado de leer es que anteponemos mil excusas antes de empezar a trabajar.

AKA: Antes de ponerme a llamar tengo que documentar bien esta base de datos de empresas que me está quedando tan mona pero que me tiene que quedar más aun. ¿Te suena?

A quince días de acabar el año solo tengo claras las metas:

  1. La primera doblar el objetivo de ventas que Mass Mutual, la empresa de seguros para la que trabajo desde hace un par de años, establezca para mí en el 81. Y cuando eso ocurra ya tengo pensada la recompensa, un Tour de tres semanas en autocaravana recorriendo en familia las 1262 millas que separan Seattle de San Diego.
  1. La segunda acabar la media maratón de Wilmington que, al organizarse en el mes de diciembre (1), me da un año completo para prepararme. Ideal.

Dos metas que cumplen con el canon de belleza SMART: eSpecíficas, Medibles, Alcanzables, Relevantes y en un Tiempo determinado (2). Junto a ellas quiero alcanzar muchas otras (mejorar en planificación personal, focalizar objetivos, perder peso,…).

Lennon subió algunos peldaños dando tumbos, dijo: «me dispararon» y se desplomó.

El exterior de los apartamentos Dakota, el día después de la muerte de Lennon

Poco pudo imaginarse aquella mañana John que, el mismo día que iba a mezclar en el estudio “Walking on Thin Ice” con Yoko Ono, esa fina capa de hielo sobre la que caminaba, iba a romperse sin previo aviso bajo sus pies. Para no volver jamás.

El presente es lo único que tenemos. ¿Para qué almacenar conocimiento perpetuo con el que lograr mil propósitos para un futuro que seguramente nunca llegue? Es hora de salir ahí fuera y comerme el mundo,…antes de que él acabe por engullirme a mi.


(1) En realidad la media maratón de Wilmington es a finales de septiembre pero como en 1981 aún no se celebraba (la primera edición fue en 2004), el equipo de guionistas ha creido conveniente situarla en diciembre (obviando que las temperaturas medias en diciembre oscilan entre -2º C y 4ºC)

(2) Specific – Measurable – Achievable – Realistic – Timed

Un comentario en “T1 E1. Dando tumbos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: